miércoles, 16 de noviembre de 2016

TOYOTA FCV PLUS, CON PIEZAS FABRICADAS CON IMPRESIÓN 3D


Este coche, es un vehículo eléctrico que obtiene la energía de una pila de combustible que funciona con hidrógeno.
La novedad, es su funcionalidad: el coche puede transformar la energía proveniente del hidrógeno que se encuentra almacenado en un depósito externo en electricidad para su uso doméstico, y su célula de combustible puede extraerse y ser usada de forma independiente.
Mientras está aparcado puede suministrar corriente para la recarga de otros vehículos o para una infraestructura local.                                                                                                                                  

Por encima de las ruedas traseras y por debajo de la carrocería hay unos paneles de recarga inalámbrica.

En el parabrisas y en la luna trasera, una serie de símbolos anuncian el estado en el que se encuentra el coche durante el estacionamiento.






                                                                           
La célula de combustible está situada entre las ruedas delanteras y el depósito de hidrógeno entre las traseras para maximizar la amplitud interior.
Cada rueda se mueve mediante un motor independiente.
El interior del vehículo está hecho con piezas fabricadas mediante impresión 3D.












No hay comentarios:

Publicar un comentario