miércoles, 11 de enero de 2017

IMPRESIÓN 3D PARA DEVOLVER LA CAPACIDAD DE ANDAR A UN PINGÜINO

Un pingüino del acuario de Mystic (Connecticut, Estados Unidos), llamado Purps, sufrió una lesión en su pata izquierda hace  años después de enzarzarse en una pelea con otro pingüino.
Tras examinar la lesión, los veterinarios del acuario se percataron de que a Purps en realidad le habían arrancado el tendón flexor en su tobillo y no sería capaz de caminar normalmente de nuevo. 
Desde el incidente, y a pesar del número de intentos de producir prótesis artesanales para el pingüino.




Fue un proceso que llevó bastante tiempo, el animal nunca recuperó totalmente la capacidad de caminar y de moverse como los pingüinos normales.
Después de oír hablar de la impresión 3D y de sus posibilidades en todos los campos, el equipo de veterinarios del acuario de Mystic decidió ponerse en contacto con los estudiantes de un centro educativo de la localidad que acababan de recibir sus primeras impresoras de 3D a través de Grupo ACT.   
Un grupo de estudiantes fueron informados sobre la lesión del pingüino y qué tipo de prótesis sería necesario para que Purps pudiera caminar de nuevo.




Entonces, bajo la dirección de Sue Prince, el especialista de la biblioteca de la escuela, y al ver el potencial del proyecto, no sólo para ayudar al pingüino en necesidad, sino para educar a los niños acerca de la fabricación aditiva y el modelado 3D, ACT Group se convirtió en patrocinador y ofreció a los estudiantes talleres educativos, así como el acceso a múltiples materiales como la impresora multimateriales de 3D Systems Projet MJP 5500X.
Al final, los estudiantes de la escuela secundaria de Mystic fueron capaces de diseñar con éxito una especie de bota para el pie lesionado de Purps.



El proceso consistió en una serie de etapas que incluyen la exploración con un escáner 3D para generar un modelo digital de la pata, y ​​la modificación del diseño digital para crear el modelo de arranque.
El modelado en 3D se realizó utilizando el software Geomática Sculpt, de 3D Systems.  
La bota final fue impresa en una sola pieza a partir de una variedad de materiales flexibles y rígidos que resultó en un dispositivo ligero, resistente y funcional, hecho a la medida. 





Los estudiantes realmente nos sorprendieron con su pensamiento creativo, la imaginación y la intuición con que llevaron este proceso, dijo Nick Gondek, director de fabricación aditiva e ingeniero de aplicaciones del  Grupo ACT.
Se demuestra además la necesidad de que los estudiantes aprendan a diseñar y fabricar digitalmente a una edad más joven.




De acuerdo con los estudiantes y el equipo en el acuario de Mystic, cuando Purps se vio con su nueva "bota" impresa en 3D, fue  capaz de caminar con mucha más facilidad que con sus anteriores prótesis, más pesadas, y se paseó un rato sin problemas.
El momento de ver al pingüino africano recuperar la movilidad gracias a la bota impresa en 3D que habían diseñado fue a la vez emocionante y estimulante para los jóvenes estudiantes que convirtieron el proyecto en una realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario