viernes, 24 de febrero de 2017

LA IMPRESORA 3D QUE IMPRIME PRÓTESIS DE SILICONA

Picsima es un tipo de impresora 3D que puede crear prótesis de silicona para personas discapacitadas o amputadas y que tiene su origen en un proyecto de investigación realizado en el año 2013 por Fripp Design y la Universidad de Sheffield. 

Está diseñada para imprimir prótesis de tejidos blandos tales como músculos, nariz o incluso ojos que podrían ser destinadas a personas sufridoras de cáncer o necesitadas de implantes mamarios.              
Fabricar prótesis de nariz o de orejas con técnicas tradicionales lleva generalmente entre seis y ocho semanas; con esta técnica de impresión tridimensional no hacen falta más de 72 horas.






El proceso comienza con un baño de silicona a la que se añade un agente de reticulación que determina la elasticidad de la goma.   
                                                                        
Esta base líquida se polimeriza a continuación con la ayuda de un agente catalizador inyectándolo a presión con la ayuda de una aguja. 
El endurecedor se inyecta capa tras capa según las coordenadas transmitidas por el software.        








Una vez que se completa la impresión 3D, la pieza se eleva desde la bandeja para su secado durante treinta minutos.   


Para las piezas en color, la silicona puede ser pigmentada.                     
Fripp Design está ahora buscando socios e inversores para construir una fábrica para sus impresoras 3D y espera poder comercializar sus primeros implantes mamarios a lo largo de 2017.









                                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario