lunes, 21 de agosto de 2017

EXPOSICIÓN DE LA RÉPLICA IMPRESA EN 3D DE LA DIOSA TLALTECUHTLI

Se ha realizado una réplica exacta en impresión en 3D del monolito de la diosa Tlaltecuhtli, que mide 4,19 x 3,62 m.
Este monolito será expuesto en el museo del Palacio de Bellas Artes de la ciudad de México bajo el lema, "el color de los dioses", con motivo del 10º aniversario de su descubrimiento. 









El monolito de Tlaltecuhtli, este monolito es una escultura mexicana, que representa a dicha deidad (dios-diosa) en la tierra.
Fue hallado el 2 de octubre de 2006 y es la obra artística más grande jamás hallada hasta la fecha manufactura da por los mexicas, seguida de la Piedra del Sol y del Monolito de Coyolxauhqui.  





El monolito fue hallado en el Centro Histórico de la Ciudad de México en el predio llamado como Las Ajaracas.
Gracias a las técnicas actuales de restauración, fue posible salvar parte de su policromía original y se ha considerado la posibilidad de que sea la cámara mortuoria del tlatoani Ahuízotl.






Este monolito es un disco de andesita rosada traída del cerro de Tenayuca, mide 4 por 3.60 metros, y un espesor de 40 centímetros aproximadamente y un peso estimado de doce
toneladas.
Este monolito representa a la deidad dual (dios-diosa) mexica Tlaltecuhtli, paridora y devoradora de seres humanos.





Y de la que se cree que su culto estuvo reservado a la clase sacerdotal, fue realizada durante la última fase de los mexicas, entre 1502 y 1521. 
Para poder realizar esta escultura monumental, lo primero fue escanearla, después impresa en 3D y pintada con sus colores originales para resaltar su policromía, detalló el arqueólogo Leonardo López Luján.  





                                                                                      

miércoles, 16 de agosto de 2017

CIRUGÍAS MÁS PRECISAS Y HASTA UN 40% MÁS CORTAS GRACIAS A LAS IMPRESORAS 3D

Cirugías más precisas y hasta un 40% más cortas gracias a las impresoras 3D
No son implantes que se colocan para que sean permanentes, sino que son prótesis que se construyen antes de que el paciente llegue al quirófano para poder facilitar las operaciones en los huesos afectados portumores, permitiendo a los cirujanos abordar la zona con mucha
más precisión, con una mejor planificación previa y, sobre todo, acortar el tiempo de la intervención, reduciendo así el riesgo para el paciente.



Así lo explica a Efe Miguel Cuervo, jefe de la Unidad de Sarcomas y Tumores Músculo-Esqueléticos del hospital Gregorio Marañón, que recuerda que antes se podían pedir 
prótesis a empresas externas, pero su elevado precio y el hecho de tener que solicitarlas con mucho tiempo hacía que no fuera una práctica habitual.
Una situación que ha cambiado desde que las impresoras 3D son algo ya “doméstico”, esto lo que permite a este hospital es mejorar la técnica de intervención de una forma mucho
 más barata y rápida.


VENTAJAS DE LAS IMPRESORAS
Gracias a estas impresoras 3D, y a partir de imágenes de TAC, se pueden reproducir en 3D en plástico huesos e incluso los propios tumores que se han desarrollado en el paciente, de forma que el cirujano, antes de empezar a operar, visualiza claramente lo que se va a encontrar y puede planificar mejor su actuación.
Algo muy importante en este tipo de operaciones en las que, en muchos casos, un milímetro es fundamental para evitar tocar la masa tumoral y no propiciar la propagación de células malignas.
Y también permite otra aplicación, no necesariamente en el caso de tumores: ante fracturas complejas, un modelo 3D ayuda a construir las placas o tornillos que hay que colocar al paciente con la forma exacta, sin tener que estar haciendo pruebas y modificaciones de estas piezas sobre la marcha en la misma operación, acortando así su duración.







viernes, 11 de agosto de 2017

CREAN RIÑONES ARTIFICIALES CON UNA IMPRESORA 3D

Las impresoras en 3D están despegando en el campo de la ingeniería pero en el campo de la medicina no se está quedando atrás.
Un grupo de alumnos de ingeniería química de la Universidad de Connecticut en EE.UU ha logrado mediante impresión 3D desarrollar dos prototipos de un riñón artificial.
Este avance, puede ser una inmejorable vía alternativa a la diálisis o el trasplante de órganos, siendo 
siendo la primera una solución temporal y costosa, y la segunda un problema, debido a la gran demanda de este tipo de órganos.
El objetivo del proyecto era conseguir que estos estudiantes combinarán la última tecnología y sus conocimientos de ingeniería química.






Y aprendieron en sus cuatro años de universidad, para resolver un problema técnico que marcaría un antes y un después, afirma el profesor Anson Ma, responsable de los estudiante.
Dicho y hecho, los estudiantes crearon un dibujo de la parte exterior de un riñón artificial utilizando el software AutoCAD y luego trasladaron el modelo a la impresora 3D.
El riñón se creó con un tamaño de 12 centímetros de largo por 6 de diámetro, lo que simboliza el tamaño medio de un riñón adulto.




Estos estudiantes explican que sólo pudieron crear la, cáscara, del riñón, porque el nivel de la impresión 3D actual no es lo suficientemente precisa como para imprimir una estructura en la que pueda filtrarse la sangre.
Las membranas de fibra hueca se instalarán en el interior del paciente para hacer la función de filtración.







El riñón entonces será sellado, además, se distribuirá un líquido en el exterior de las membranas, en el interior de la “cáscara, que causará el flujo de componentes en la sangre. 
El exterior de la cáscara se puede usar como un sustrato para el crecimiento de material biológico para facilitar la integración en el cuerpo, afirma Anson Ma.














miércoles, 9 de agosto de 2017

MASSIVIT FACTURA UN 350% MÁS GRACIAS A SU IMPRESORA 3D DE GRAN FORMATO

La empresa israelí Massivit 3D Printing Technologies ha anunciado que su negocio ha crecido en casi un 350% desde el lanzamiento de su Impresora 3D Massivit 1800 en la drupa 2016.
La empresa ha conseguido más de 30 clientes de 15 países en los cinco continentes, desde el lanzamiento de la emblemática Massivit 1800, la empresa también ha incrementado su red mundial de distribuidores: ahora son 25 plenamente capacitados, para ofrecer una formación y servicio al cliente completos.
Como la única impresora 3D en el mundo específicamente diseñada para rótulos y expositores de gran formato, la Massivit 1800 faculta a las empresas a producir aplicaciones que capten la atención y que sobrepasen aquellas creadas utilizando métodos tradicionales, al tiempo que mejoran su ventaja competitiva.


Entre los clientes que disfrutan de dichas ventajas se encuentra SuperSize, una filial especializada de impresión 3D del mayor especialista minorista israelí, Heidia Group.   
La empresa con sede en Petach Tikva-based, compró la Massivit 1800 para poder ampliar su oferta de negocio a los sectores de la exposición, publicidad y minorista.
Con casi treinta años de experiencia en el sector, nos hemos ganado una reputación como artesanos expertos en lo que concierne a expositores icónicos para el comercio minorista para muchas marcas internacionales.



Mantener esta capacidad para poder ofrecer a nuestros clientes expositores innovadores, está a la vanguardia de nuestro modelo de negocio y es el motivo por el cual continuamos invirtiendo en tecnologías pioneras, explica Ofer Gal, Fundador y Presidente de Heidia Group.
Con la capacidad de combinar rápidamente lujo con atractivo irresistible, nuestra impresora Massivit 1800 no solamente añade una nueva dimensión a nuestra cartera, sino que representa nuestra solución de elección para piezas simbólicas.





De hecho, recientemente se ha realizado un flamenco de 1,8m/ 5,9 pies de altura para un evento privado de lujo. Utilizando los cabezales de doble impresión de la Massivit 1800, imprimimos en 3D el flamenco en tan solo un día. Pintado con el famoso color rosa salmón, el modelo se encuentra ahora en casa del organizador del evento. No solamente continúa cautivando la atención de los visitantes a la casa del organizador, sino que también ha contribuido a incrementar el negocio. Además, la imprenta digital que es líder en Italia, Sismaprint, ha podido cumplir su objetivo de entrar en nuevos mercados desde la instalación de su Massivit 1800.
Como los primeros italianos en adoptar la tecnología, estamos diferenciando nuestro negocio al ofrecer y ampliar los límites de las aplicaciones de super-gran formato, dice Oscar Stucchi, Presidente de Sismaprint.
La capacidad de ampliar nuestras aplicaciones actuales a nuevos horizontes ha visto como se aumentaba nuestra base de clientes y nos ha permitido entrar en los mercados promocionales de eventos y de decoración de interiores.



Al ofrecer unas velocidades de impresión sin parangón y capacidades de doble impresión, la impresora puede producir rápidamente modelos premium de hasta 1,8m / 6 pies de altura, permitiendo a los clientes realizar anuncios atractivos, expositores únicos y mucho más.
El impacto inmediato que la Impresora 3D Massivit 1800 está teniendo en la capacidad de nuestros clientes para hacer crecer su negocio, refleja su capacidad de superar con éxito un desfase tecnológico en el mercado, dice Avner Israeli, CEO, Massivit 3D.






lunes, 7 de agosto de 2017

LOS DISEÑADORES DE ÓRGANOS ELIMINARÁN LAS LISTAS DE ESPERA PARA TRASPLANTES

El diseño de órganos está en la mira de la medicina y la tecnología porque constituye una de las profesiones del futuro más prometedoras, que ya está teniendo sus primeras experimentaciones.
Una de las consecuencias positivas más destacadas, es que eliminará las listas de espera para trasplantes porque podrán diseñarse órganos a medida que eviten años de sufrimiento e incluso muertes. 


QUÉ HACEN LOS DISEÑADORES DE ÓRGANOS
Estos diseñadores crean estructuras biológicas como huesos, cartílagos y órganos que se fabrican por capas con impresión 3D.
Es un trabajo conjunto entre médicos e ingenieros pero ya se están planeando carreras específicas para enseñar esta profesión en profundidad.
Actualmente es útil para trasplantes de órganos o experimentación médica, por ejemplo, imprimiendo hígados en 3D para probar medicamentos, el objetivo es mejorar la calidad de vida, expandir las opciones de empleo, generar negocios y especialmente, reducir las listas de espera de trasplantes al diseñar órganos personalizados para quienes precisan recibirlos.




El desafío que afrontan los diseñadores de órganos es incursionar en la fabricación de estructuras a partir de las células de la propia persona como método de protección contra el rechazo que podría generar el cuerpo hacia una tecnología.
La creación de órganos o tejidos, evolucionará hacia nuevas funciones artificiales para mejorar el organismo e incluso órganos desconocidos hasta el momento, como es el caso de Neil Harbisson, el inglés con una antena implantada en la cabeza para percibir colores pues nació viendo en blanco y negro.
Los cuestionamientos éticos no tardaron en florecer cuando se asomó la posibilidad de imprimir órganos en 3D. 
Se necesitarán especialistas encargados de determinar la calidad del órgano fabricado para poder asegurar que los aspectos económicos no intervengan en el producto que recibe el paciente, repercutiendo en su calidad de vida.
El coste de esta tecnología y su accesibilidad igualitaria es un problema, así como el mercado negro de órganos impresos para personas que pueden costearlos.









TRASPLANTE DE ÓRGANOS EN ESPAÑA
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad anunció en enero de 2017 y que nuestro países puntero en trasplantes tradicionales de órganos en el mundo.
Lleva veinticinco años seguidos ocupando la posición de privilegio, reduciendo las listas de espera en 196 pacientes entre 2015 y 2016 de los casi 6000 que esperan su oportunidad.
Teniendo en cuenta los antecedentes de efectividad en trasplantes, España es un mercado ideal para el diseño de órganos porque ya trabaja el área de forma exitosa.


En lugar de esperar la llegada de un órgano milagroso y tal vez morir en la expectativa, el paciente recibirá una estructura adaptada a sí mismo.
El trasplante tradicional de órganos quizá no desaparezca cuando se trata de urgencias, sin tiempo para crear una tecnología de implante.
Es probable que incluso se hagan bancos de órganos impresos en 3D con un formato estándar para garantizar que se reciba a tiempo y posteriormente diseñar uno específico, aunque este método podría derivar en el rechazo del órgano estandarizado como sucede actualmente con la medicina que conocemos.
Actualmente el Sistema Nacional de Trasplantes maneja una política igualitaria en la cual ningún donante sabe a quién le tocará su órgano, ni consigue algún tipo de recompensa.
En países como Estados Unidos y Alemania se organizan encuentros entre donante y beneficiario, una práctica que España no avala alegando que incita a la discriminación si por ejemplo, alguien no quiere donar su órgano a una persona con otra religión o color de piel.




viernes, 4 de agosto de 2017

TEJIDO HUMANO EN IMPRESORA 3D

Hemos impreso células humanas en una impresora 3D, en concreto hueso y cartílago, y al implantar ese tejido a un humano el resultado ha sido satisfactorio, el paciente no ha rechazado el nuevo implante.
Esto significa que de aquí a unos años, quizás 10, podríamos funcionar con este sistema, por ejemplo, para pieles quemadas o prótesis", explica a EXPANSIÓN Nieves Cubo, impulsora del proyecto de bioimpresión que pretende imprimir tejidos humanos en impresoras 3D.



En concreto, Nieves Cubo forma parte del grupo de expertos españoles formado por ingenieros y científicos de la Universidad Complutense de Madrid y del CSIC, que ha logrado imprimir tejido humano, hueso y cartílago, para implantarlos en el cuerpo de pacientes con roturas o lesiones.
Para esto, se han empleado impresoras 3D donadas por la compañía española BQ, en concreto dos del modelo Hephestos y dos Witbox, con asesoramiento de expertos de la compañía.
No hablamos de reemplazar, sino de regenerar. Buscamos cambiar las prótesis artificiales por algo que se integre en el cuerpo, comenta Nieves Cubo.





Esta impresora 3D replica a partir de las células del propio paciente, por ello, la posibilidad de rechazo de estos implantes es mucho menor que el de las prótesis metálicas.
Por lo tanto por este motivo, este avance también será aplicable a la regeneración de los tejidos de personas con enfermedades óseas, como la osteoporosis.
Un mes antes de este anuncio, en enero del año 2017, la Universidad Carlos III de Madrid, el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) y el Hospital Gregorio Marañón, presentaron el primer prototipo de una bioimpresora 3D capaz de crear piel humana totalmente funcional.


Gracias a este avance, publicado en la revista científica Biofabrication, la piel podría ser trasplantada a pacientes o podría ser utilizada para el testeo de productos químicos, cosméticos o farmacéuticas.
Según, José Luis Jorcano, profesor del departamento de Bioingeniería de la Universidad Carlos III de Madrid y uno de los científicos que participa en la investigación, gracias a la impresora se puede crear piel de una forma automatizada y estandarizada, con lo que se mejora la reproducibilidad del proceso y hace posible que se abaraten significativamente los costes de producción.






3D QUE AYUDA A LA SALUD
La compañía española BQ ha colaborado con sus impresoras 3D en otros proyectos con objetivos médicos, y de hecho, gracias a la impresión tridimensional, Isaac, un joven de Uganda, pudo volver a usar su mano recientemente.
En concreto, la ONG África Directo se interesó por esta tecnología, pues era barata y útil, y construyó un colegio para niños en Uganda con discapacidades físicas.
Los voluntarios recorren las aldeas para buscar a pequeños a los que escolarizar y ayudarles, entre los chicos que han conocido, está Isaac.



Nos dimos cuenta de que Isaac, por el tipo de malformación congénita que tiene, era perfecto para probar la mano que queríamos desarrollar, cuentan desde la ONG.
Así, con una impresora 3D Witbox de Bq y después de tres o cuatro intentos, consiguieron la prótesis que hoy utiliza el joven: una mano funcional.
Las impresoras de la compañía española también se emplean en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde se imprimen réplicas de corazones con cardiopatía congénita severa en 3D para preparar las intervenciones quirúrgicas con más precisión.



Donde más impacto está teniendo el uso de esta tecnología es en cardiología infantil, especialmente desde que empezamos a utilizar filamentos flexibles para imprimir las réplicas de los corazones, explican desde el hospital.
Estas réplicas en 3D se generan a partir de imágenes de TAC y resonancia magnética por lo que recrean a la perfección los órganos.





miércoles, 2 de agosto de 2017

EN LOS PRÓXIMOS AÑOS SE PODRÁN FABRICAR PRÓTESIS «VIVAS» A PARTIR DE LAS CÉLULAS MADRE

La cirugía cardiaca se ha transformado en el último medio siglo y esto es debido a la innovación tecnológica y a la bioingeniería, ampliando el número de patologías que puede corregir y mejorando la forma de hacerlo.
El diagnóstico por imagen se ha desarrollado en las últimas décadas gracias a la invención de la ecografía multi dimensional, los escáneres multi corte, la resonancia magnética o la angiografía.


Todas estas herramientas están en la actualidad en las manos de los cirujanos, para reproducir milimétricamente las estructuras cardiacas a intervenir, y estudiar su funcionamiento y anatomía para planificar una cirugía.
Además, al día de hoy, los sistemas de inteligencia artificial y realidad aumentada aplicados al diagnóstico por imagen guían al cirujano paso a paso durante las intervenciones sobre el corazón o la aorta. 



En última instancia, y para poder obtener la reproducción más fiable de las estructuras del corazón, la impresión 3D permite ensayar técnicas quirúrgicas sobre reproducciones artificiales de los corazones enfermos, asegura Luis Maroto, cirujano cardiaco del Hospital La Milagrosa de Madrid.





Entre 10.000 y 12.000 personas al año en España se someten a un recambio de alguna de sus válvulas cardiacas por una prótesis por distintas causas.
Las primeras prótesis valvulares utilizadas en humanos se desarrollaron hace poco más de medio siglo, pero con los nuevos materiales y los avances en la bioingeniería de tejidos de animales han conseguido desarrollar prótesis con mínimo riesgo de complicaciones y máxima durabilidad.



Hoy en día, menos de un 5% de quienes portan una válvula padece algún problema no esperado relacionado con su válvula en toda su vida.
En los próximos años, además, es previsible conseguir fabricar prótesis ‘‘vivas’’ generadas a partir de las células madre de los propios enfermos.